¿Quién nos arrebató la espontaneidad?

Uno de los varios significados de espontaneo es: Que se realiza por propia voluntad, sin estar coaccionado u obligado a ello.

A Pesar de ser un europeísta convencido y considerar que es el lugar donde más se respeta los derechos humanos y donde la persona puede ejercer sus derechos con más garantías y ser mayormente respetado, Desde las minorías a los a los diferentes colectivos, sienten más o menos el amparo de la justicia universal. Donde la democracia se encuentra asentada en mayor medida comparada con otras regiones del mundo, donde entre comillas alguien puede sentirse libre de pensamiento. No deja de aburrirme este mundo predestinado., quizás por eso no frecuento mucho esta área geografía y prefiero pirarme al sur siempre que puedo.

La falta de espontaneidad viene coaccionada por las normas y las leyes. Todo se tiene que reglar para tener un control de la población en post de una convivencia. Mediante multas o sanciones sobre nuestro amado capital, donde no hay escapatoria, tarde o temprano te succionan de la cuenta bancaria  sin darte cuenta. Quedándote como u  pasmarote al mirar la esclava cuenta de ahorros.

Por eso y su naturaleza salvaje suelo viajar a países llamados del tercer mundo, son varias las razones, una de ellas es porque todavía en esos lugares encuentro lo espontaneo, lo no premeditado, lo que surge de la naturaleza humana. Me resulta imprevisible de ante mano y eso me fascina, en cierta forma me cautiva. Me hace la vida más llevadera, más interesante y sobre todo más divertida. Seguramente porque solo soy un mero visitante de corta estancia y retornable hacia la vieja España. Recuerdo mi infancia cuando íbamos 7 en el coche, sin cinturones, sin límites de alcoholemia, con el faro fundido, con el tubo de escape colgando, con el casette y solo tres cintas, nos matábamos mucho pero ¿Y lo que nos reíamos…?

 

Comentarios

Deja una respuesta