¿Qué porque nos vamos a Albania?

Porque Albania la fundó uno de Albacete. Harto de que el diminutivo ete le diera poca formalidad y cachondeo al nombre de su provincia. Decidió con su parienta emigrar a tierras lejanas y crear un lugar con un nombre más poético “Albania”. Al principio les fue bien pero a la mujer en seguida se le subió el cargo a la cabeza y se volvió una déspota. Fundando una ciudad con sus propios atributos. “Tirana” y la hizo capital. A los cuatro días los habitantes de esa región balcánica les dieron una patada en el culo y los echaron al Adriático. Aunque el nombre prevaleció, no por gusto sino por no cambiar escrituras, ni papeles parece ser. Al menos eso cuenta la leyenda.

Bromas aparte nos dirigimos en busca de nuevas aventuras. El equipo de la expedición lo conforman: Fabio Belli uno de los viajeros más experimentados que conozco, Carles Pardo compañero en kalahari que ya anduvo conmigo por aguas del Nilo, Guillermo Rabadán un nuevo miembro de kalahari, puro entusiasmo y una promesa en el mundo de la aventura, y uno mismo que suscribe estas palabras Antonio Robledo Zapa. El objetivo de este viaje es conocer y a ser posible poder descender parte del último río salvaje de Europa. El Vijosa en Albanés o el río Aoos  así llamado en Grecia, la última perla a la cual no ha sometido el hombre con sus construcciones. El último río sin presas que baja puro desde las montañas balcánicas al mediterráneo. Queremos descenderlo en tablas de SUP antes de que construyan las 5 presas que hay proyectadas. Como veis la mano insaciable del hombre no tiene límites, la la codicia se impone ante lo que es para mí, la autodestrucción sistémica del mundo que nos da cobijo. Con está acción queremos dar a conocer y denunciar lo que puede pasar en este rincón olvidado de Europa.

Somos conscientes de que no es el mejor momento, por la época del año para viajar a Albania. Calor no vamos a pasar, eso está claro. Pero quizás nos sirva de avanzadilla para un posible viaje en primavera abierto a las gentes que nos quieran acompañar, eso se verá, y os mantendremos informados, si así lo decidimos.

El domingo volamos a Bari (Italia) y ahí tomaremos un ferry que nos llevará durante toda la noche a Tirana, la capital. Donde alquilaremos un vehículo que nos traslade al río Vijosa. En todos, es nuestro primer viaje a este singular y enigmático país. Os iremos contando nuestras aventuras y desventuras por las redes, si la madre tecnología nos deja.  ¡VIVA ALBANIA!

Zapa

PLANING DE LA CONCENTRACIÓN

Hora de quedada. A las 10,00 h. en la base de Kalahari (al lado del camping) en Venta del Moro.

Los que no estén inscritos lo pueden hacer allí mismo El pago y la inscripción, venid un poco antes para evitar colapsarnos

Habrá que salir bien almorzado pues en el descenso no se para a comer hasta no haber finalizado el descenso.

 

DESCENSO DEL CAÑÓN, LAS HOCES.

DATOS

Inicio del descenso: Contreras. Bajo la presa en el Parking del Ven y Volverás

Final del descenso:  Vadocañas. Puente romano de Vadocañas.

Distancia de Venta del Moro a Contreras: 18 km.

Distancia de Vadocañas a contreras: 25 km. Parte de ellos pista de tierra.

Distancia de Vadocañas a Venta del Moro: 21 km.

LOGISTICA

Saldremos en convoy todos los coches desde venta del Moro hacia Contreras. Necesitamos que llenéis los coches lo máximo posible con gente y con vuestros materiales. Para poder desplazar los menos vehículos posibles.

Se puede dejar la ropa seca y lo que se desee en la furgoneta de Kalahari, está se encontrará al final del recorrido.

Una vez acabado el descenso en Vadocañas subiremos con las furgonetas solo a los choferes de los vehículos estacionados en Contreras, para así poder volver todos los vehículos a Vadocañas a por el resto de personal.

Cargaremos todo el material y volveremos a Venta del Moro.

 

TRAMO DE TAMAYO,  INICIADOS

DATOS

Inicio del descenso Tamayo cv 455.

Final del descenso: El tete

Distancia desde venta del moro a Tamayo: 20 km-

Distancia del Tete a venta del moro. 19 km.

 

LOGISTICA

Saldremos de La base de Kalahari en venta del Moro a las 10,30 h. siguiendo a la furgoneta de Kalahari. Al llegar a Tamayo dejaremos los vehículos.

Se puede dejar la ropa seca y lo que se desee en la furgoneta de Kalahari, está se encontrará al final del recorrido.

Una vez acabado trasladaremos solo a los choferes a Tamayo para traer los vehículos hasta el Tete donde cargaremos todo el material e iniciaremos el regreso a Venta del Moro.

 

POR LA TARDE

Podéis lavar vuestros materiales en la base de Kalahari y utilizar las duchas.

A las 20,00 encenderemos el fuego. Para la BARBACOA, mientras se van asando las carnes y embutidos (a destacar la güeña, un producto autóctono) podremos degustar unos cuantos vinos de la comarca. También habrá verduras para los menos proteínicos.

Sobre las 9,30 cenaremos  una exquisita barbacoa a base de carnes y embutidos del pueblo, regados de un vino bobal, ecológico que hace nuestra vecina.

Pondremos música con vinilos de los de antes, toda la discografía es del siglo pasado, no esperéis reguetón. Aquí mezclaremos el vino con la aventura y unas buenas risas.

 

 

 

 

Este verano ando sumergido en dos viajes a la vez. Uno es: navegando con Magallanes, dando la vuelta al mundo. Viajando en su biografía y en las letras de un fascinante libro del alemán Estefan Sweig.

Y el otro es:  la travesía del océano Pacifico en tabla de paddel  surf en solitario. Mi amigo Antonio de la Rosa en estos momentos  se encuentra en medio del pacifico intentando llegar a la otra orilla. Lo conozco de aventuras por los ríos. Le gusta practicar el river SUP también.

Aunque no es lo mismo, ni el mismo contexto les encuentro cierto símiles épicos de conquistar lo conquistable.

Este año se celebra el 500 aniversario de la vuelta al mundo, un viaje que sirvió principalmente para demostrar que la tierra era esférica. Es apasionante la vida de este genial marino ¿cómo logro convencer al rey de España para sufragar esa gran empresa que proponía un renegado portugués?

Antonio de la Rosa tiene nombre de navegante. De navegante de interior, su origen Pucelano así lo suscribe. Divertido y entrañable es uno de esos tipos que hace sentirse bien a toda la gente que le conoce o que lo rodea. Siempre anda con una sonrisa quitándole hierro a todo, ¿no es de extrañar después de los líos en que se mete este muchacho?

A día de hoy lleva 64 días remando en solitario rumbo a Hawái, partió del puerto de San francisco y se encuentra a punto (si las fuerzas del mar se lo permiten) en un mes conseguir su increíble objetivo: Cruzar el pacifico.

La embarcación que se ha hecho construir, no es como una tabla de SUP normal,  es un prototipo que le han hecho para poder permitirle realizar, tal hazaña. La parte de delante tiene cierta forma de supositorio. Esto es un mini camarote, donde apenas cabe. Le sirve para dormir, refugiarse, cocinar, potabilizar el agua y dispone del equipo tecnológico necesario para estar en contacto a diario con el mundo. Cada día emite sus crónicas desde su facebook. @Antonio de la Rosa, os lo recomiendo.

Magallanes tardó 100 días en cruzar el pacifico tras atravesar el temible estrecho que lleva su nombre, en la junta de los dos océanos rugientes. Partieron de ahí hacia las Islas Molucas. Con muy pocos alimentos, 19 murieron de hambre, el resto famélicos llegaron a comer serrín. Metían sus cinturones de cuero en agua de mar para ablandarlo y luego los partían en trozos, cocinándose lo último que les quedaba. Pero tras esa centena de días arribaron a las Filipinas, donde les esperaba el paraíso, las especias y su propia vida. Fue Enrique su esclavo Moluqueño quien fue la primera persona en dar la vuelta completa al mundo, literalmente, condenado al ostracismo.

Y cien días más o menos es lo que le llevará a Antonio cruzar el mismo Océano, esperemos que Antonio no se tenga que cocinar sus propias sandalias. Ambos se merecen mis respetos como aventureros. Uno fue navegante hasta lo desconocido y el otro, la proeza de estar solo a miles de kilómetros de cualquier lugar. Si pensamos que solamente los astronautas se sienten más desolados que él, podemos alcanzar el nivel de aislamiento sometido. En su infinito palear solo una línea en el horizonte, mucho que pensar, mucho que remar. Pero sigue y sigue el navegante erguido en busca del lugar más cercano para poder beberse de un trago, una cerveza bien fría, Sé que ese es tu verdadero y objetivo, Antonio, Aquí te esperamos de regreso pronto.        Un abrazo.

 

Zapa Toni  Kalahari

Dejémoslo bien claro, no vendemos riesgo, vendemos aventura y como su propio nombre indica es una acción o un deporte de resultado incierto. Mostramos la naturaleza sin domesticar, tal y como es. Para ello nos servimos de embarcaciones, arneses o cuerdas. Si alguien pretende que le garanticemos la seguridad total, le respondemos: Que simplemente eso no existe en ninguna faceta de la vida, ¿cómo la vamos a ofrecer nosotros?. Las actividades o aventuras que ofrecen las empresas de turismo activo, y que algunos por darle enjundia les llaman malamente deportes de riesgo, (como si los otros deportes carecieran de riesgo alguno). Un simple partido de fútbol de solteros contra casados genera diez veces más de lesiones que nuestros deportes de aventura. Recientemente ha habido un fallecido practicando rafting en Montanejos (río Mijares, Castellón) los medios de comunicación se han encargado de difundirlo como si nunca hubiera habido un fallecido practicando deporte.  Al parecer el pobre hombre murió de un ataque cardíaco, algo imposible de detectar previamente. A cualquiera que trabajamos en este maravilloso oficio de guía nos podría haber pasado, aun teniendo la mayor experiencia y conocimientos sobre el medio, nadie queda exento de un incidente de tal calibre. Esos mismos medios de comunicación no resaltan la cantidad de fallecidos, por diferentes causas, que producen los deportes convencionales. En comparación con los deportes de aventura no hay parangón. El guía  es el primero en extremar el cuidado de sus clientes, sin eximirse de la dificultad que ofrece el paso o el lugar en sí.  Los consumidores de estos deportes son conscientes de que también deben de poner la atención sobre lo que están haciendo y actuar en precaución, porque saben que hay un factor que no depende del guía, ni de las herramientas que utiliza, sino de la propia naturaleza cambiante y caprichosa. Por eso y porque las estadísticas nos lo confirman practicar deportes de aventura es menos lesivo que el fútbol.” Con todos nuestros respetos al fútbol y sus practicantes”.

INSTRUCTOR DE RIVER SUP

¿quieres recibir una formación que te capacite para poder realizar como guía descensos de ríos en paddle surf?

Vamos a impartir en colaboración con el CDT un curso de 5 días donde os mostramos las técnicas formativas para poder guiar un grupo de SUP en aguas bravas.

La consellería de turismo junto con Kalahari apuesta por el desarrollo de esta nueva actividad de río. Siendo avalada con su certificación como organismo público. Con esta formación podrás obtener un titulo que demuestre que te encuentras capacitado para liderar un grupo en river Sup como instructor.

Del 23 al 27 de septiembre 2019, en Venta del Moro, río Cabriel.

http://www.cdt.gva.es/opencms/opencms/centresdeturisme/es/contents/cursos/curso.jsp?lang=es&curso=FC04819&centro=1&fbclid=IwAR1ZwnEMNOfRavck03eBsgKn-sVZWYybS34xa7P4FAbiSHo9UUFY77M51cA

Durante 5 días recibirás información de como organizar e instruir a un grupo de personas para el descenso por el río en tabla de SUP.

Seguridad

Remadas

Navegación en aguas vivas

Manejo de la tabla

Organización de un descenso

Navegación erguida

Lectura de río

rescate

INSCRIPCIONES      http://www.cdt.gva.es/opencms/opencms/centresdeturisme/es/contents/secretaria_virtual/administracion.html?fbclid=IwAR03NomRlbzmRm6ZBjCvfswmSuuwoLYM44t5BeyaW5V9EWK0l5V_2VmQyiY

 

Por fin se emite este sábado 8 de diciembre del 2018 a las 13,20 h. en RTVE LA 2, el programa grabado íntegramente por Zapa, el equipo de Kalahari aventuras y  AL FILO DE LO IMPOSIBLE. El capítulo se llama LAS VENAS DE LA TIERRA Y Trata sobre una nueva visión del rio sobre una tabla de surf apoyada con una pala.

RIVER SUP  el programa destaca la evolución que tuvimos empezando desde la nada, una nueva concepción de navegación que empezó con nosotros. Sin referencia alguna hemos diseñado un nuevo deporte fraguado en el ensayo-error. Todo ha sido experimentado por primera vez y de cuyas conclusiones hemos conseguido plasmar una técnica para poder descender un río en posición erguida. Si bien este deporte ya existía en el mar, nadie anteriormente lo había realizado en ríos de aguas bravas. Ha sido un viaje fascinante a través de la innovación, experimentación y la aventura. En el 2008 realizamos las primeras pruebas. Mucho ha cambiado desde entonces. Apenas conseguíamos descender un rápido sin caer de la tabla.   Hoy por hoy estamos capacitados para poder bajar rápidos de una dificultad considerable sin caer. El programa ha sido grabado íntegramente en nuestro querido río Cabriel y en el Noguera Pallaresa.

Durante estos diez años no solamente ha surgido un deporte nuevo con nosotros, sino que nos  ocupamos de su divulgación por todos los lugares. En primer lugar, realizamos la escuela de SUP  de río, donde impartimos clases y cursos, también como una actividad más en el turismo activo, dentro de nuestra empresa de deportes de aventura. Los índices de satisfacción de la gente que lo probaba nos daban ánimos para creer en nuestro proyecto. Nos propusimos bajar ríos por todos los rincones de España. Fuimos abriendo tramos de ríos donde poder bajar en SUP. Esto nos dio a conocer por muchas partes de nuestra geografía. Creamos una prueba deportiva “ MITICAL RIVER SUP” una prueba de descenso de 40 km. Por el río Cabriel. Una compañía sueca se fijó en nosotros y nos pidió el diseño de una tabla específica para las aguas blancas, a día de hoy vamos por el 4º modelo perfeccionado. Salimos al extranjero, Eslovenia, México, Austria y nuestra primera gran expedición. El descenso del río Gambia  en África durante 9 días, después vino Chile y el río Nilo. De este último hemos confeccionado un viaje comercial desde nuestra agencia de viajes con mucho éxito. Ahora solo nos queda publicar el libro que hemos escrito sobre técnica de navegación en  SUP en aguas vivas. Porque la certificación como deporte extremo ya nos la ha dado el emblemático programa de tv. Al filo de lo imposible.

Por nuestra parte solo esperemos que os guste y que algún día os atreváis a probar el river SUP

Cuando realicé el viaje al Nilo en SUP en diciembre 2017, pensé que era algo increíble y que este viaje merecía la pena compartirse con más gente. Un viaje tan fabuloso no debía de quedarse solo en mi memoria y decidí sacarlo para el resto del mundo, aunque uno siempre puede equivocarse, enamorarse de un espejismo y fabricase en la mente nada objetiva un viaje idílico como algo realmente extraordinario. Hasta el regreso de este viaje no pude alcanzar la magnitud y lo maravilloso que es, fue al cotejarlo con el resto de participantes cuando vi la dimensión y la satisfacción que producía entre ellos. Constantemente me repetían esto es grandioso, debes de promocionarlo mejor no tiene parangón vivir a si un río de esta forma y conocer su fascinante cultura no hay nada semejante. En todo momento se sentían privilegiados a pesar de cruzarse con cruceros de máximo lujo, nosotros vivimos el Nilo en su plenitud. Con la autonomía y  la independencia que producen las tablas de SUP a la vez que su seguridad (por cierto no hay cocodrilos) todo ello acompañado de falucas (barcos veleros del Nilo) donde comemos y dormimos en las cautivantes playas, con aguas limpias recién salidas de las presa de Asuan y un equipo de nubios a nuestro servicio, grandes marineros con ganas de agradar y hacernos la vida más feliz.

Un viaje totalmente sostenible a remo y a viento, sin humos ni nada que rompa la armonía del río con más historia del planeta. El mítico río Nilo a tus pies, apto para cualquier persona, solo tienes que desearlo porque todo lo que vas a conocer se te va a grabar a fuego en tu alma viajera.

Próxima oportunidad marzo 2019

Hace algo más de dos años, sentado en mi lugar favorito, recibí un mensaje por el facebook, comentándome la posibilidad de descender el río Gambia en stand up paddle – SUP.

Consistía en montar una expedición bajo mi dirección técnica como especialista en ríos, viajes y expediciones. Aquella misma noche no pude dormir pensando en ello.

Dos días de inmersión en la naturaleza de un río.

Primer día hora de encuentro a las 11,00 h.

Lugar de quedada en la base de Kalahari de Venta del Moro

Recibimiento y conoceremos al resto de compañeros que nos acompañaran en esta aventura.

Reparto del material. A los participantes se les entregara el material necesario para la navegación: traje de neopreno, chaleco salvavidas, casco y pala

Embarcaciones disponibles para la  aventura:

 

Si deseas vivir un día cargado de emociones y conectar con el río te proponemos hacer dos actividades en un solo día.

Por la mañana:  Descenso en rafting por el tramo de Tamayo, donde podrás saborear las aguas bravas del río Cabriel aprenderás a manejarte y a disfrutar en grupo por uno de los tramos más movidos de este cristalino río. 2 horas de disfrute que te darán conocimientos suficientes para conocer las peligros,  las emociones y las fuerzas de las aguas vivas.

Acabado el tramo pararemos a comer un Pic-nic que la organización nos tendrá preparado.

Sin habernos quitado el neopreno comenzamos la segunda aventura: river SUP  o paddlel surf en río. Tras una charla explicativa sobre el funcionamiento de esta embarcación comenzaremos el descenso por un tramo de aguas vivas pero más sencillo que el anterior, es asombroso como en 5 minutos ya se le ha cogido la técnica y el funcionamiento de esta novedosa y espectacular actividad, El ir de pie sobre una tabla nos depara sensaciones muy diferentes, la visión y la sencillez del manejo  asombra a todo aquel que lo prueba. La bajada dura entre una hora y hora y media aprox. 

Hora de quedada: 10,00 h. En Venta del moro

Hora de finalizada la actividad en el río 17 h. Aprox

PRECIO 65 €

Qué traer?

Bañador

Zapatillas deportivas par mojar (unas zapatillas viejas de deporte es suficiente), no traer chanclas.

Protector solar y toalla.

 

Una de las cosas más importantes que debes saber sobre el RIVER SUP.

Cuando navegamos por un río en una tabla de stand up paddle, debemos de preocuparnos principalmente de una cosa: COMO CAER. Aprender a caer es un arte que se aprende a través de la experiencia, pero aquí os vamos a resumir en unos pequeños consejos.

Es inconcebible no comparar el kayak de aguas bravas con el SUP de aguas bravas, pues ambos hablan la misma lengua, la de las aguas de un cauce en movimiento. Durante muchos años he practicado el piragüismo en ríos de toda índole. Desde hace algunos años, me dedico al descenso de ríos en stand up paddle y he podido apreciar las similitudes y diferencias de estos dos tipos de embarcaciones.

Sin duda, hay un elemento peligroso en ambas disciplinas, que a su vez nos permite unas segundas oportunidades. El leash a la tabla de SUP es lo que el eskimotage al kayak.

El leash, o invento, que es el cable que nos une a la tabla, es un elemento que puede ser letal si no se sabe utilizar en un río y si no se acompaña de un sistema de suelta rápida en el chaleco salvavidas o cintura. Este sistema de zafado rápido debe sujetarse en un lugar que nos permita acceder fácilmente en el supuesto caso de que el cable sufra un enganche contra un obstáculo. Cuando nos sucede una situación de éstas, el propio leash nos genera un efecto ancla y nos sumerge hacia fondo del río, debido a la fuerza de la corriente en oposición. Esa  es la parte nefasta de su utilización, pero la mayoría de las veces ese mismo cable nos sirve para acercarnos  la tabla rápidamente hacia nosotros y poder subirnos a ella. De esta forma podemos evitar los posibles golpes contra las piedras o nadadas largas y angustiosas.

El eskimotage (palabra que viene del idioma eskimal, como kayak o anorak) es la técnica que utilizamos para volver a la posición correcta ante un vuelco en piragua. Éste se efectúa mediante una remada especial acompañada de un giro de cintura, que evita la necesidad de tener que salir del kayak e ir a merced de las aguas en un rápido. Esta técnica algo compleja tiene un nivel de exposición alto, pues el kayakista se encuentra boca abajo hasta su consecución y puede ser vulnerable a un posible golpe contra las piedras del fondo.

Las dos situaciones son comparables en cierta medida y conviene dominarlas técnicamente, pues, como hemos dicho, no quedan exentas de riesgo, aunque en su correcta utilización minimizan el peligro que conlleva la práctica del descenso de ríos de aguas blancas.

Zapa Toni