Hoy lloran los ríos por ti Antxón, Por fin llegaste al mar siguiendo tu cauce por rápidos, meandros y cascadas, hasta lograr desembocar en el lugar donde irremediablemente todos llegaremos algún día. Aunque conociéndote en vez de sollozar dirías con una sonrisa – A qué esperáis sacad las piraguas y aprovechad que han subido los cauces, el río ruge otra vez.

Pues si, despedimos a ANTXON ARZA el goodfather del río. Ël comenzó a divulgar el amor por las aguas bravas en España. Pionero no solo en introducirnos, sino por haber realizado  gestas que hoy todavía son admiradas. Al filo de lo imposible no hubiera sido una serie de televisión tan exitosa de no ser por Antxón y sus muchos programas descendiendo los ríos más turbulentos del mundo.

Si, Antxón era eso y mucho más. Recuerdo la primera vez que coincidí con él en Francia el río Le Nive. Aunque yo era novato, no dudaba en integrar a todo aquel que bajaba el rio con él, como uno más. Nadie como él transmitió el buen rollo en el rio, esparciendo diversión y muchas risas. Luego más tarde fue mi profesor de seguridad y navegación en kayak. Lo primero que te enseñaba era a nadar en el rio, surcar los rápidos a pelo para poder apreciar las fuerzas, ganarle respeto y perderle el miedo. Indudablemente eso te hacía perderle el miedo a la hora de bajarlo en kayak. Fue un gran profesor. Luego ya vino el accidente: saltando una cascada que le postró en una silla de ruedas, lo cual no frenó definitivamente sus ansias de aventura y siguió moviéndose por el mundo con otros medios. Antxón fue más que un ejemplo de superación, fue un referente para mucha gente, un divulgador de los espacios libres, un amante de la felicidad ante todos los rebufos que cursa la vida. Por eso brindo por ti con un buen eskimotaje y ya nos veremos por ahí ”si algo hay” y si no… Ha sido un auténtico placer conocerle Don Antxón.

¡!!Nos vemos en los ríos!!!

Zapa de kalahari aventuras

 

ALBANIA EXISTE

Existen países que siempre destacan o se hacen notar y otros que se quedan escondidos, ocultos, sin hacer apenas ruido, como queriendo pasar desapercibidos en la esfera internacional. Albania es uno de ellos, solo sale en los periódicos cuando le acontece una desgracia o una tragedia. Pero para los curiosos/aventureros resulta ser una joya, pues huimos de las grandes aglomeraciones. Nuestro egoísmo enfermizo nos hace buscar destinos donde sentirnos solos, donde no tengamos que compartir escenarios con hordas de turistas y pesados sin fronteras. Si a esto le añadimos visitarlo en Noviembre, te aseguras una exclusividad envidiable. Investigando y revolviendo el cajón de los paraísos perdidos hallé, como no podía ser de otra forma, un tesoro escondido. Esa joya se llama Vjosa o el Último río salvaje de Europa, el último curso fluvial que baja sin interrupciones desde las montañas balcánicas hasta el mar adriatico. Un río sin presas ni prisas. Esto solo, ya merecía una expedición.

Llegar a Albania desde España no es fácil, no existen vuelos directos. Encontramos la manera más romántica de llegar a un lugar.