Hotel (Ajeno a Kalahari), No necesito alojamiento, Tipi
Donde dormir

Has elegido un tipo de embarcación que te facilitará el descenso del rìo de aguas bravas. No se necesita una habilidad especial. Su manejo es sencillo pues estas embarcaciones poseen unas condiciones especiales de estabilidad y flotabilidad, lo cual no descarta un posible vuelco.

Antes del descenso los guías Kalahari realizaran una explicación sobre el manejo y la conducción de los open kayak, también os informamos de que hacer en caso de una caída. Durante todo el recorrido iréis acompañados de guías profesionales que os garantizará la seguridad.

Las diferencias entre un open kayak y un kayak cerrado es que a la hora de volcar no necesitas salir hasta la orilla para vaciarla, dentro desde el mismo río puedes darle la vuelta y subirte en el rápidamente y continuar, también son más anchas las cuales nos dan más estabilidad.

El descenso en open kayak puede ser una buena forma de iniciarse en el mundo del kayak.

Descenso de varios tramos (según nivel y/o caudal), en piragua de aguas bravas. Sentiremos la emoción de los rápidos y aprenderemos las maniobras básicas del piragüismo (propulsión, conducción, stops y backs, abandono del kayak ante vuelco)… Disfruta con las cristalinas aguas del río Cabriel y de la seguridad de ir acompañado por nuestros guías titulados.

Open kayak: Descenso de diferentes tramos del río Cabriel, según nivel y/o caudal, en canoa autovaciable. Se trata de unas barcas de recreo, en las que no vamos sujetos y que nos permiten realizar descensos de tipo lúdico sin el miedo al vuelco… otra forma de disfrutar de las aguas del río, más relajada. Juegos diversos sobre las barcas, amenizarán un descenso inolvidable.

  • Kayak Nivel I: tramos de Tamayo, Tete o Los Cárceles. (aprox. 2 hrs de descenso).
  • Kayak Nivel II: Cañón de las Hoces (aprox. 4 hrs de descenso). Incluye el descenso de los rápidos de El Caos, El Purgatorio y El Paredón Precio 60€ (Solicitar por teléfono)

puede hundirse ni llenarse de agua, lo que la hace muy cómoda para un descenso de aguas bravas. La edad mínima para disfrutar de esta embarcación está aproximadamente alrededor de los  13-14 años, dependiendo del caudal del río. Es de las embarcaciones en las que vas sentado, la más emocionante ya que la maneja uno sólo. Único requisito: saber nadar.

El río ofrece dos versiones:

Caudal de invierno es de mediados de septiembre a mayo, aproximadamente.

El caudal de invierno se caracteriza por tener menos caudal. Es cuando la presa de Contreras se encuentra cerrada recogiendo los excedentes y almacenando agua. La suelta se reduce al mínimo ecológico, apenas  1 metro cubico por segundo.  A partir del tramo de las Hoces (puente de Vadocañas) el río Cabriel ya vuelve a recoger caudal suficiente para la navegación. Esto se debe a la gran cantidad de surgencias, fuentes, manantiales, ramblas y alguna otra fuga que tiene el propio pantano.

Ventajas del caudal de invierno: El agua no está fría y espectacularmente limpia.

Según el año de lluvias y las necesidades de regadío las sueltas del pantano pueden variar desde Abril a Junio. No existe a ciencia cierta una previsión exacta de sueltas de agua por la presa, pero cuando comienzan, no paran de soltar hasta final de verano.

Caudal de verano desde mayo a mediados de septiembre

Caudal de verano o presa suelta: El río se convierte en un río más potente donde según las necesidades hídricas el caudal puede variar desde los 7,5 metros cúbicos hasta los 25 metros cúbicos por segundo. Como hemos mencionado anteriormente las fechas de sueltas varían.

Ventajas del caudal de verano: El río está más bravo y más emocionante. No hay que remar tanto, pero el agua esta fría debido a que el agua que sale por la presa sale de la parte de abajo donde no le da el sol. Una de las grandes ventajas es que se puede bajar el tramo del cañón de las hoces del Cabriel, actividad para la que ya se necesita cierta resistencia y haber remado alguna vez con remo de doble pala.

  • Bañador
  • Zapatillas cerradas para mojar como deportivas, escarpines con suela o zapatillas de río…con las que el pie vaya protegido (no chanclas)
  • Protector solar
  • Toalla
  • Agua y comida para llevar a la actividad
  • Y ganas de disfrutar de un maravilloso río y su entorno

Opiniones de la aventura

Todavía no hay opiniones, ¡Se el primero!

Dejar una opinión

Valoración